El trabajo conjunto de ambas organizaciones permitirá implementar el reconocido programa de lectoescritura en 10 escuelas del territorio.

El desafío de lograr que todos los niños y niñas aprendan a leer y escribir, es grande. En especial cuando se buscan resultados bajo un sistema de clases online y en sectores con baja conectividad. Este es el caso de cientos de estudiantes que viven en el Departamento de Áncash, Perú.

En abril de este año, Enseña Perú se acercó a la Fundación Sara Raier de Rassmuss para que esta participara de su encuentro “Entre Maestros”, espacio que tiene como fin mostrar metodologías y herramientas a los profesores que van en, directa relación, con sus necesidades. “Sabíamos las necesidades de los profesores de poder tener herramientas que los ayudaran a enseñar en virtualidad. Por esa razón nos contactamos con Carolina Ruiz Vier, jefa de proyectos de Alfadeca, para que se presentara en el encuentro. Desde entonces seguimos en contacto, ya que creemos que es una metodología que hace sentido en el territorio”, mencionó María Francisca (Paquita) Casaleiz Fuentes, coordinadora en Enseña Perú en Áncash.

Alfadeca apoya principalmente a escuelas rurales bajo esta alianza

Con un mes de trabajo en salas, Alfadeca hoy es parte de 10 escuelas de la provincia, ocho de ellas son rurales y dos están en un rango urbano. En total, se apoya a 165 estudiantes que van desde 1° a 6° grado. Las personas que están haciendo el rol de mentores/as, y que han recibido el entrenamiento adecuado, son los coordinadores de los programas: ¡Que Maestro! y el Programa de Liderazgo (PDL) de Enseña Perú.

“Llegar a Ancash de la mano de Enseña Perú, nos demuestra que Alfadeca es un programa exitoso que puede ser utilizado en diversas salas y contextos. Como fundación, nuestro propósito es instalar capacidades en las escuelas y comunidades y desde ahí dejar florecer prácticas y métodos de enseñanza efectivos que permitan lograr resultados de impacto. Esto es lo que esperamos lograr junto a Enseña Perú. Estamos convencidos que el conocimiento de las organizaciones de base educativas, nos ayudará para que al finalizar este año tengamos grandes resultados” agregó Ricardo H.C. Evangelista Director Ejecutivo de la Fundación Sara Raier de Rassmuss sobre la llegada de Alfadeca al territorio.

María Francisca visita las salas virtuales de los docentes vía WhatsApp

Según datos de la evaluación PISA (2018), un 54% de jóvenes en el Perú no logra un nivel satisfactorio en lectura. Este escenario es crítico considerando el contexto de clases online que se ha instalado en el país desde que inició la pandemia en marzo de 2020.

La implementación del Programa Alfadeca se ejecuta a través de mentorías docentes que están lideradas por María Francisca y dos compañeros más – Tracy y Diego – pertenecientes a Enseña Perú quienes son capacitados regularmente por el equipo Alfadeca desde Chile. Por otra parte, el financiamiento del material está también liderado por la organización, quien les hizo llegar el material Alfadeca a las escuelas y estudiantes, todo esto con el fin de fortalecer la identidad y sustentabilidad del programa en las localidades.

“El programa tuvo una alta recepción por parte de los docentes al ingresar y también hay altas expectativas, ya que ven en Alfadeca un programa claro, que podría ayudarlos ante su necesidad de enseñar a leer y escribir a distancia” agregó María Francisca Casaleiz

Alfadeca: un apoyo en clases y en el hogar

Para la profesora Telma Díaz Aguirre, perteneciente a la institución educativa 86795 de Huaripampa Alto, ubicada en el distrito de San marcos, provincia de Huari, departamento de Ancash, estar con Alfadeca significa contar con un apoyo clave para su proceso de enseñanza a distancia. Para Telma, lograr que sus estudiantes aprendan bajo un sistema online y con bajos niveles de conexión ha sido todo un desafío, el cual por medio de las mentorías lideradas por María de Enseña Perú y con la metodología de Alfadeca, espera mejorar.

Telma planifica sus clases con el Programa Alfadeca logrando buenos resultados en el mes de implementación que lleva el programa.

“Alfadeca es excelente, la verdad que el programa me ha ayudado mucho, mis niños ya conocen las vocales y el alfabeto, hasta las canciones Alfadeca. Nos ha ido muy bien por el uso de las palabras de alta frecuencia”, agrega la docente Telma, destacando también el proceso de mentoría que integra el programa. “María es mi mentora y ella me ha ayudado mucho, con ella hemos ido trabajando con los estudiantes que están con mayores dificultades, también ingresa a mis clases virtuales para ver el trabajo que estoy desarrollando y ayudarme a mejorar”.

Las familias beneficiadas con Alfadeca son cerca de 160, correspondientes a los estudiantes que participan del programa. Ellas también han demostrado su gratitud, en particular porque les ha brindado una mayor orientación de cómo prestar apoyo efectivo en el aprendizaje de sus hijos.

Janet y su hija Ariana

“Alfadeca ha sido de mucha ayuda, con la pandemia es complicado ayudar a nuestros hijos. Yo tengo a Ariana que está aprendiendo a leer con 7 años, otro hijo de tres y un bebé que nació en plena pandemia, que tiene 6 meses, por lo que debo estar atenta a todos incluido el trabajo del hogar”, mencionó Janet Melgarejo, quien destaca el apoyo que hoy le brinda el programa junto a su profesora Telma. “Alfadeca nos ha ayudado mucho. Hoy además de padres, nos hemos convertido en profesores y Alfadeca nos ha entregado herramientas para trabajar mejor con nuestros hijos y así ver avances, hoy Ariana ya está leyendo y reconociendo palabras”, puntualizó la apoderada.

Enseña Perú es una organización sin fines de lucro que busca contribuir con la calidad de la educación con diversas intervenciones a nivel nacional. Una de las regiones que tiene mayor presencia es en la región de Ancash donde se ubica el proyecto denominado “Efecto Ancash” que inició en 2017 y tiene la finalidad de promover un cambio sistémico que garantice una educación de calidad para todos sus estudiantes. Esta iniciativa está presente en cinco distritos de Huari en esas 45 instituciones educativas, llegando a unos 3 mil estudiantes entre inicial, primaria y secundaria.