Escuelas de Tierra Amarilla estrenan innovador programa Alfadeca para aprender a leer

Cuatro de las nueve escuelas públicas de Tierra Amarilla pertenecientes a Slep Atacama comenzaron este año a implementar el programa Alfadeca de enseñanza de la lectoescritura, que se basa en el aprendizaje multisensorial y apuesta por enseñar a leer comprensivamente a niños y niñas al finalizar segundo básico.

Gracias a los buenos resultados del programa de la Fundación Sara Raier de Rassmuss en la Región de Atacama, nuevos colegios se suman a su implementación para fortalecer el desarrollo integral de más estudiantes de la zona.  

Alfadeca busca que niñas y niños aprendan a leer comprensivamente al finalizar segundo básico. Para ello, apoyan a escuelas con altos índices de vulnerabilidad e instalan prácticas docentes efectivas para promover una cultura de mejora continua en las comunidades educativas.

Para Mariana Sanfuentes, directora ejecutiva de la Fundación, es una muy buena noticia seguir creciendo en la región. “Hoy adquirimos el compromiso de que todos los estudiantes de las escuelas de Tierra Amarilla aprendan a leer como lo demuestran nuestros resultados a nivel nacional. Esto es posible gracias al apoyo de del Grupo Minero Carola Coemin y Pucobre, que apuestan por la educación como motor de cambio”.

Más de 250 estudiantes de las escuelas Víctor Sánchez Cabañas, Luis Uribe Orrego, Paul Harris y Marta Emiliana Aguilar Zeron comenzaron con Alfadeca este 2024. El gobernador regional de Atacama, Miguel Vargas Correa, destacó esta alianza: “Felicito a esta red de colaboración público-privada para trabajar en fortalecer los aprendizajes en lectoescritura. Es una iniciativa que está en total sintonía con la demanda que tenemos en la región en materia educativa y proyectos como Alfadeca apuntan en esa dirección”.

Esta tarde se dio el puntapié inicial del trabajo conjunto, con la firma del convenio entre la Fundación Sara Raier de Rassmuss, el Grupo minero Carola-Coemin y Pucobre en la escuela Víctor Sánchez de Tierra Amarilla.

La actividad contó con la presencia de representantes del Servicio Local de Educación Pública de Atacama y de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama, entre otras autoridades. Además, en la instancia se presentó la soprano copiapina, Constanza Morales.

En la oportunidad, Eduardo Pesenti, Gerente de Medio Ambiente, Permisos y Comunidad del Grupo Minero Carola-Coemin relevó: “Estamos muy contentos de sumarnos a esta alianza porque Alfadeca va a permitir cambiar la vida de las niñas y niños de Tierra Amarilla. Hoy tenemos una tarea pendiente con la crisis en educación, en comprensión lectora y si no lo resolvemos, en 20 años no vamos a lograr desarrollo, no vamos a tener profesionales que puedan comprender el mundo laboral”.

Mientras que Jesús Rojas, Superintendente de Asuntos Corporativos de Pucobre, se refirió al desafío que supone esta alianza. “Como empresas privadas de Atacama tenemos la oportunidad de colaborar en este tremendo desafío educacional y lo que queremos es que la experiencia de la provincia de Huasco se replique exitosamente en cuatro escuelas de nuestra área de influencia en Tierra Amarilla».

El programa Alfadeca se basa en el aprendizaje multisensorial y en las mejores prácticas a nivel internacional. Fue desarrollado especialmente para la realidad chilena por la experta inglesa en educación, Alix Anson. Además, cuenta con una versión televisiva, AlfadecaTV (www.alfadecatv.com), y cada año entrega más de 22 mil textos de estudio para los estudiantes y sus respectivas guías docentes. Entre estos, Trampolín Alfadeca, que acompaña los aprendizajes de la lectoescritura de niñas y niños con necesidades educativas especiales, que forman parte del Programa de Integración Escolar (PIE). Actualmente, Alfadeca se implementa en 23 comunas de seis regiones del país, en 80 escuelas, impactando los aprendizajes de más de 5 mil niños y niñas e instalando capacidades en cerca de 200 docentes. En la Región de Atacama, Tierra Amarilla se suma a Huasco, Freirina, Alto del Carmen, Vallenar y Caldera, localidad en la que recientemente se incorporó una nueva escuela gracias al apoyo de CMP Chile.