fbpx

Alfadeca desde el 2020 trabaja junto a la comuna acompañando a 34 equipos de 11 escuelas de Renca bajo un modelo territorial, en donde además de implementar su metodología, acompaña a docentes por medio de mentorías y capacita a mentoras comunales para que el programa se instale en el equipo del departamento de educación.

Desde 2017, el municipio de Renca ha puesto el foco en mejorar la educación pública, entendiéndola como uno de los movilizadores más importante a nivel social. Para alcanzarlo, una de las metas que se han impuesto es lograr que estudiantes lean comprensivamente al finalizar 2º básico, por lo que propusieron un trabajo en conjunto con la Fundación Sara Raier de Rassmuss por medio del Programa Alfadeca para cumplir con este propósito.

La red de educación pública de la comuna de Renca cuenta con 25 centros educativos, los que se extienden por todo el territorio y cumplen con la labor de educar a más de 8 mil 885 niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos. Actualmente el Programa Alfadeca opera en 11 de las 12 escuelas con enseñanza básica en la comuna, apoyando a 990 estudiantes de 1º y 2º básico.

Y fue ante la pandemia, que todo el equipo del departamento de Educación de la Corporación Municipal de Renca tuvo que activar una serie de gestiones para continuar con los aprendizajes. “Nosotros dimos aviso el sábado 13 de marzo de 2020 a los directivos, antes que el Gobierno anunciara que se suspenderían las clases presenciales. Este aviso significó convocar a los directivos y activar un protocolo de apoyo a las escuelas y estudiantes para que contaran con los elementos necesarios para continuar su proceso educativo”, afirmo Cecilia Merino, Coordinadora Comunal de Escuelas y Liceos de Renca.

Desde que asumió el alcalde Claudio Castro, la comuna, ha implantado un modelo de trabajo para potenciar la educación pública, integrando procesos tales como el fortalecimiento de los equipos en las escuelas, incorporando aprendizaje basado en proyectos, enseñanza para la comprensión, acciones que sin duda entregaron una musculatura al equipo de la Corporación que le permitió responder rápidamente a la emergencia.

El Programa Alfadeca está desde el 2020 en la comuna de Renca

“Como municipio, una de las cosas que no imaginamos y que más nos costó, fue conectar a los estudiantes, nunca pensamos la brecha existente en la materia. Es decir, en nuestra comuna tenemos familias que solo cuentan con un celular y no hay posibilidad de conexión hasta que llega el cuidador de los niños. Por otra parte, muchas veces ese celular no cuenta con un plan ilimitado. Otro escenario del que nos dimos cuenta es que muchas familias no tenían las herramientas para poder guiar y apoyar procesos de aprendizaje a distancia, ampliando aún más la brecha, incluso entre estudiantes de una misma clase”, agregó Merino.

Para poder hacer frente a la situación, que en los peores casos solo el 40% de los cursos tenía en promedio conexión y en el mejor el número haciende a un 60% (Fuente: La Educación pública de Renca en tiempo de Pandemia, 2020) el municipio recibió ayuda de la Fundación Sara Raier de Rassmuss por medio de la entrega de chips de conexión para los estudiantes Alfadeca. Por otra parte, se hicieron gestiones directas con una compañía de teléfono y a través de fondos municipales para lograr mayores índices de conectividad.

Sin embargo, no todo era infraestructura y material, también el equipo de Educación de la corporación municipal entregó orientaciones pedagógicas que permitieran adaptar las actividades de aprendizaje, con el fin de que estuvieran más situadas, que los estudiantes puedan realizarlas en sus hogares con los materiales entregados por el municipio y además que fueran breves y cumplieran con los objetivos priorizados por el ministerio.

Enseñar a leer durante una pandemia

Para muchos es sabido que la incorporación del aprendizaje de la lectoescritura es un gran proceso. No solo depende de los docentes y equipos de aula, sino también en cómo el niño o niña integra esos procesos y cómo su familia apoya y refuerza los aprendizajes. Este escenario educativo se tensionó aún mas bajo un sistema online, en donde recursos como la creatividad, la innovación y la gestión de conexión fueron clave para mantener a más de 900 estudiantes conectados, la mayoría de ellos por medio de un teléfono móvil.

Cecilia Merino lidera los procesos de capacitación y formación.

“Para nosotros aprender a leer y escribir es una prioridad, es un proceso que se viene trabajando desde educación parvularia. Para eso tenemos como aliados a Fundación Oportunidad con el programa Un Buen Comienzo. Como comuna cumplir este propósito tiene que ver con una trayectoria educativa de los estudiantes y cómo fortalecerla desde la primera infancia, es por ello que desde el 2017 tenemos como meta en nuestro PADEM (Plan Anual de Desarrollo Educativo Municipal) que los niños y niñas terminen 2º básico leyendo comprensivamente.

“El aprendizaje de la  lectoescritura requiere de todos los apoyos, de una colaboración sistémica, no solo de los equipos de aula, sino también del compromiso y liderazgo del equipo directivo. Lograr una participación de todos estos actores permite, por ejemplo, facilitar la organización e incorporación de equipos de lectura que apoyen el proceso de aprendizaje en las escuelas”, agregó Cecilia respecto al impacto que genera que estudiantes u otros actores de las escuelas escuchen leer y les lean todas las semanas a los estudiantes de 1º y 2º básico.

“Como Fundación estamos muy contentos del trabajo que hemos desarrollado en la comuna de Renca. Sabemos que seguimos teniendo grandes desafíos de aprendizaje, pero también comprendemos que es una comuna con equipos altamente comprometidos y por ello no dudamos que lograremos buenos resultados. Nuestras mentoras han sido testigos de todo el trabajo e innovación que han generado en sus aulas y en varios casos se ha notado como empieza a formarse una cultura de mejora continua en las escuelas” agregó Ricardo H.C. Evangelista sobre el trabajo que Alfadeca ha desarrollado en la comuna.

Respecto al avance del Programa Alfadeca, la comuna está contenta ya que al comparar las escuelas Alfadeca con aquellas que no utilizan el programa se nota un avance. Según la Evaluación intermedia Decatest 1º básico, aplicada en julio del 2021, el 61% de los estudiantes leen palabras y el 73% escribe palabras. “Los chicos aprendieron, eso es una buena señal e indicador de que el Programa Alfadeca es efectivo y eso lo reconocen directivos y docentes de la comuna”, manifestó la Coordinadora Comunal de Escuelas y Liceos de Renca.

Para poder lograr aprendizajes de lectoescritura de forma exitosa, la comuna de Renca actualmente está desarrollando un mapeo de la situación de todos los estudiantes, con el fin de poder generar priorización y trabajo focalizado con aquellos que van más descendidos. Para eso destinaron una jornada los miércoles por la mañana para trabajar de manera directa y los otros días de la semana, se realiza en jornadas híbridas según sea sus posibilidades. “Estamos focalizando el trabajo en levantar estrategias individuales para cada estudiante o pequeños grupos, porque creemos que el proceso pedagógico debe considerar la emocionalidad del niño o niña y también desde donde está en el aprendizaje, esa es la forma en la que abordaremos lo que queda y creemos que tendremos buenos resultados. Debemos adecuarnos a lo que el niño necesita a nivel de proceso de aprendizaje”, finalizó.