El programa de la Fundación Sara Raier de Rassmuss ha crecido exponencialmente en los últimos años, esto principalmente por el interés de muchos sectores en mejorar los resultados de lectoescritura en los primeros años de escolaridad.

El 2018 fue el año en que la Fundación Sara Raier de Rassmuss dio inicio a su Programa de Lectoescritura Alfadeca, esta iniciativa comenzó de manera piloto en cuatro escuelas de la comuna de Cerro Navia bajo el propósito de crear un programa que fuese efectivo, flexible y dinámico en su ejecución, pero que a nivel de teoría y práctica congregará lo mejor del mundo en materia de cómo el cerebro aprende a leer.

El programa surgió porque en Chile, en un año sin pandemia, el 60% de los estudiantes que finalizan 1º básico no saben leer y escribir, esto se agudiza más considerando que en 4º básico, el 58% de los alumnos no entiende lo que leen. Frente a este contexto es que durante 2021 Alfadeca creció exponencialmente por medio de alianzas con municipios y empresas, pasando de estar en 5 a 13 comunas del país y duplicando el número de escuelas de 20 a 41.

Tabla de crecimiento Programa Alfadeca

Para Ricardo H.C. Evangelista, este crecimiento se debe a un proceso orgánico en donde escuelas, sostenedores de educación y algunas compañías han visto la urgencia que existen de lograr mejoras en los aprendizajes de lectoescritura en los primeros años de escolaridad. “Nosotros, con el programa Alfadeca en pandemia, logramos que un 58% de los niños terminara leyendo oraciones a fines del 2020, incluyendo escuelas rurales y urbanas del norte y del sur de Chile. Esto ha demostrado el impacto del programa y cómo se ha adaptado para lograr resultados concretos”, destaca el director ejecutivo sobre el impacto del programa y cómo se ha ido posicionado entre la comunidad educativa.

El Programa Alfadeca aumentó el número de salas de 1º y 2º básico en las que opera, pasando de ser 33 aulas a un total de 89 e impactando a 2 mil 530 estudiantes. Entre los nuevos establecimientos se encuentra, el Servicio Local de Educación Pública Huasco, la comuna de Catemu y Curacaví y escuelas individuales de la comuna de La Higuera, y Puerto Octay. Estos establecimientos se suman a las que ya se encontraban en el programa y que pertenecen al Servicio Local de Educación Pública Barrancas, las comunas de Renca, Lampa y Padre Hurtado, además de una escuela de la comuna de Pucón.

Elizabeth Carvajal (Jefe UTP), Carlos Saveedra (Director) y Alicia Delgado (Docente UTP)

Por medio de una alianza entra la FSRR con la empresa CMP, se sumó el colegio Pedro Pablo Muñoz de La Higuera con las aulas de 1º básico. “Nosotros tenemos una alta expectativa del programa. El año pasado hubo aprendizajes que quedaron pendientes y creemos que Alfadeca nos ayudará a nivelar y alcanzar el objetivo que los estudiantes de 1º año puedan aprender a leer y escribir”, mencionó Carlos Saavedra, director del colegio Pedro Pablo Muñoz.

Por su parte Elizabeth Varas, Jefe técnico de la Unidad Pedagógica de la escuela, agregó sobre la gran aceptación que tuvo el programa entre el equipo UTP, docente y de apoderados. “Tener Alfadeca es algo positivo para nosotros, ya que profesores y apoderados no tienen problema en ir trabajando de manera conjunta con el programa bajo el sistema online. Como es un amigable, el apoderado lo ha ido incorporando”, mencionó. Al igual que la docente Alicia Delgado, destacan la base multisensorial del programa, haciéndolo más aplicable y lograr resultado en el aprendizaje de los estudiantes, en especial aquellos que tienen necesidades educativas especiales.