Volver de vacaciones nunca es fácil. Para los estudiantes significa regresar a las aulas y para los docentes implica seguir con su desafío de lograr la mayor cantidad de aprendizajes en sus alumnos. Sin embargo, tras unas vacaciones en cuarentena y aislamiento, el retorno a clases a distancia es algo distinto, especialmente para los docentes.

Es así como para los profesores este regreso a clases ha estado cargado de mucha incertidumbre y del desafío de poder movilizar, no sólo a sus estudiantes, sino que también a sus padres para lograr aprendizajes significativos en 1º y 2º básico.

Para tener una noción de lo que implica este retorno a clases y entregar algunos consejos a los equipos docentes entrevistamos a Alix Anson, creadora del Programa Alfadeca para que diera algunas orientaciones.

Foto registro: Alix Anson en taller para directivos en la comuna de Lo Prado

Alix, ¿qué recomiendas a los docentes para el regreso a clases de los estudiantes?

Es muy difícil recomendar algo global a los docentes en este contexto de vuelta a clases a distancia, porque no sé lo que cada una de las familias de sus alumnos pueden hacer con la educación de sus hijos, especialmente cuando viven en contextos de alta vulnerabilidad social.

En mi reciente experiencia de enseñanza a distancia, lo mejor es ser muy precisos en lo que esperas de los alumnos. Si los profesores pueden enviar instrucciones claras a las casas y a sus estudiantes, por ejemplo, por medio de listas de desafíos o trabajos, es probable que sea más exitoso. Mejor si esas listas son acompañadas de un video instructivo y corto, porque muchas de las familias de las escuelas donde opera el Programa Alfadeca no tienen computadores y el celular se ha convertido en una herramienta útil de trabajo, en particular WhatsApp.

 ¿Cómo poder reforzar lo aprendido y avanzar en los aprendizajes de lectoescritura a distancia?

Es muy importante reducir el contenido y seleccionar aprendizajes, tras esto hay que repetir lo aprendido mínimo unas 3 veces por día. La clave está en ser muy precisos en lo que se quiere lograr con los niños, considerando el contexto y las condiciones, y desde ahí repetir, repetir y repetir. Poder trabajar listas de palabras, consonantes, vocales y sílabas es clave para lograr aprendizajes en lectoescritura.

Otra forma de reforzar los aprendizajes es a través del juego, por ejemplo, con juegos de palabras como un bingo o cantando canciones como “veo veo”, esto ayudará a que sea más divertido. La llegada de TV Educa Chile también debería ser un gran apoyo para las familias y estamos encantados de poder ofrecer nuestro programa Alfadeca TV en todos los hogares de Chile.

¿Cómo los profesores podrán llevar su curso en este proceso de transición de clases a distancia?

El secreto está en alentar a los estudiantes, darse cuenta y felicitar lo que un niño puede hacer y avanzar. Muchos de estos niños y sus familias se sienten realmente ansiosos y aislados. Por ello, si es posible llamarlos y hablar con el niño una vez por semana, será de mucho apoyo. Muchos de estos niños y niñas apenas conocen a sus profesores ya que eran nuevos en la clase antes de la pandemia, por lo que llamarlos y contactarse con ellos de manera semanal, sería una forma de construir una relación cuando regresen a las escuelas y así poder ir preparando camino para cuando todos regresemos al aula.

En mi experiencia también recibí alumnos nuevos este año y he trabajado en comunicarme más con ellos para conocerlos y que ellos confíen en mí y en ellos mismos para poder lograr aprendizajes.

¿Cómo involucrar a los padres en el aprendizaje, en particular con estudiantes de 1º básico? 

Si podemos enviar a casa lo que hay que hacer, los padres sabrán qué deben aprender una lista de 10 palabras y 2 letras de manera semanal con sus hijos. Como docentes debemos especificar qué deben aprender los niños y dar breves demostraciones con videos para modelar lo que se espera. Hay muchas opciones para aprender en casa, tales como:

a) Escribir las palabras que deben ser aprendidas en la semana en notas adhesivas en el refrigerador

b) Hacer carteles con las nuevas letras de la semana y escribir palabras que empiecen con la letra en estudio a su alrededor.

c) Hacer una letra o incluso una palabra corta con plastilina o incluso mejor con masa. ¡Es muy probable que cada niño recuerde el sonido de una letra que ha horneado y luego comido!

Otra forma de apoyo e involucramiento de los padres es enseñarles a leer junto a los niños y niñas.  La idea es modelar la lectura con padres para que ellos luego lo hagan con sus hijos. Por ejemplo,  padre/ apoderado e hijo leen juntos y de manera intercalada. También pueden leer juntos en voz alta al mismo tiempo. Eso da confianza a los niños ya que al enfrentarse a nuevas palabras imitan a un mayor – en este caso papá, mamá, hermana o abuelita – haciendo mucho más significativo el aprendizaje.

¿Puede explicar una rutina de trabajo de clase a distancia ideal para desarrollar Alfadeca?

Es muy útil hacer un calendario realista para la semana que incluya tiempo dedicado para leer, escribir y también matemáticas, con descansos y recompensas frecuentes. A todos los niños les encanta trabajar para obtener una recompensa, que podría ser tan simple como que se les permita ver su programa favorito o elegir su comida favorita para la cena. La parte importante para el niño/a es tener un sistema claro y sentirse reconocido por el trabajo que realiza. El éxito genera éxito y aumenta la motivación para seguir aprendiendo.

Una rutina de trabajo sería repetir lo que hay que hacer unas 3 veces por día por un mínimo de 10 minutos a la vez. Por ejemplo, empezamos viendo en la mañana Alfadeca TV, que será una ayuda importante en casa, porque muestra exactamente cómo oír una letra, escribirla y combinarla para hacer sílabas y palabras. Entonces partimos con 10 minutos de Alfadeca por la mañana, luego repetimos al medio día los mismo 10 minutos con el mismo contenido y finalizamos por la tarde con la misma rutina. Mientras más veces repetimos, más enganche en el cerebro del niño se generará de lo que está aprendiendo. En esa tarea pueden ayudar varios miembros del hogar. 

Otra rutina que sirve mucho es utilizar post it o carteles en la casa e ir poniendo la letra y el nombre del objeto. Por ejemplo, si esta semana 1º básico está aprendiendo las consonantes S y L, entonces puedo etiquetar en casa el sillón, la silla, el sartén, etc. De esa forma los estudiantes pueden ir aprendiendo en su misma casa y ampliado su vocabulario.

Por último, los alumnos pueden completar las páginas de sus libros de trabajo Alfadeca con la ayuda de un adulto cuando sea necesario, eso realmente ayudaría a consolidar el aprendizaje.