Conversamos con la profesora María Elena Rojas sobre las nuevas estrategias que implementa utilizando materiales didácticos en el aprendizaje de los niñas y niñas, en el marco de la ejecución del Programa Alfadeca.

Siguiendo con la búsqueda de nuevas estrategias y prácticas pedagógicas a través del desarrollo del Programa Alfadeca, queremos destacar la que está realizando la profesora María Elena Rojas en el Colegio  ‘El Salitre’ de la comuna de Pudahuel, quien a base del uso de tarjetas didácticas, elaboradas por los propios alumnos, ha podido fortalecer el aprendizaje de la lectura y retención de palabras y letras.

La profesora María Elena Rojas
La profesora María Elena Rojas del Colegio ‘El Salitre’ de Pudahuel.

¿Cómo surge esta iniciativa para innovar estrategias de aprendizaje con los alumnos?

Esta estrategia se me ocurrió luego de buscar un método de motivación adicional para que los alumnos puedan desarrollar más su aprendizaje en lectura. Así fue como propuse elaborar tarjetas de diferentes formas y colores para diferenciar palabras aisladas, sílabas directas e indirectas. Los alumnos las decoraron a su gusto y se transformó en un material de apoyo diario junto al programa Alfadeca.

¿Cómo se ha adaptado este uso del material?

Ha sido un proceso bueno en el que se va paso a paso con el Programa Alfadeca . Los niños y niñas ya se han visto más familiarizados con su material de trabajo, ya que lo tienen más presente en su día a día y ser de forma compacta y personalizada. En forma de llavero o tarjetas, desarrollan mejor su memoria como estrategia de trabajo.

¿Ha sido un aporte positivo incorporar este tipo de material?

Sí, ha sido una buena incorporación este “Llavero de Letras” junto a la ya existente entrega de materiales e instrumentos que realiza Alfadeca en los colegios, ya sean con las pizarras, los plumones e incluso el apoyo que entrega a través del grupo de profesionales semana a semana con ideas o ánimos para mejorar. Todo eso suma para desarrollar mejor la estrategia.

Llavero de letras confeccionado por los propios alumnos.
El material fue personalizado por los niños y niñas.

¿Qué te motiva día a día para seguir dedicándote a esto?

Que los niños y niñas puedan encontrar formas para aprendan a leer y a escribir. El primero básico es una etapa muy importante y para que se desarrolle de manera correcta se necesita de todo el apoyo, tanto en el colegio como de familia, entregando lo máximo posible para que se puedan conseguir los objetivos de aprendizaje. No pierdo la esperanza de que ellos lo van a hacer y que se puede lograr que todos los niños y niñas puedan leer y escribir con el uso de estas herramientas.

El material sirve para diferenciar palabras aisladas, sílabas directas e indirectas.