El desarrollo del lenguaje es uno de los objetivos fundamentales de la educación escolar, ya que es la principal herramienta por la cual el ser humano construye y comprende el mundo que lo rodea. En este aspecto, trabajar en primero básico resulta de vital importancia para desarrollar cimientos de comprensión adecuados que permitan “disposición positiva hacia el saber”, tal como se menciona en las Bases Curriculares (2012). 

En términos generales, la educación en los niveles iniciales no ha logrado los resultados de aprendizajes esperados. Cada año vemos cifras alarmantes, como las que el Ministerio de Educación (MINEDUC) publicó el año pasado que muestran que 158 mil alumnos pasan a segundo básico sin saber leer ni escribir. Esta situación pone sobre la mesa la urgente necesidad de un trabajo focalizado en fortalecer las habilidades de lectoescritura en Primero Básico. 

Como Fundación, los últimos 7 años hemos apoyado a equipos directivos y profesores de Escuelas Municipales de Cerro Navia en temáticas que cubren sus necesidades. Es así como, desde comienzos del 2018, estamos abordando el problema de la lectura y escritura en sus comunidades educativas a través del Programa Alfadeca, estrategia de lectoescritura que busca que todos los niños de primero básico terminen el año leyendo y escribiendo.

Hoy estamos trabajando con escuelas pertenecientes al Servicio Local de Educación Pública de Barrancas (Cerro Navia, Pudahuel, Lo Prado) y percibimos una gran diversidad de alumnos en sala. Frente a este contexto, hemos comprendido que los docentes, junto a los equipos directivos, deben poseer herramientas innovadoras y sencillas que los ayuden a entender y abordar la diversidad en sus aulas, apoyando desde la individualidad de cada niño, las distintas formas y caminos para lograr un adecuado aprendizaje.

El Programa Alfadeca se basa en una serie de estrategias que incluyen la asesoría en aula, planificación de clases, capacitación docente, monitoreo de avances, evaluación de aprendizajes, trabajo con la familia y una batería de materiales de apoyo al profesor y al alumno. Estas estrategias ofrecen distintos métodos que exploran y conectan con los cinco sentidos de los niños y niñas, estimulando las distintas formas de aprendizaje de cada estudiante bajo los mismos objetivos de aprendizaje que plantea el Currículum Nacional. 

Creemos en las personas, en su potencial transformador y de colaboración, por eso trabajamos para lograr que niñas y niños cuenten con las oportunidades, condiciones y herramientas necesarias para desarrollarse y construir su futuro. Tener un programa como Alfadeca, que se empalma al actual Plan Nacional de Lectura “Leo Primero” (MINEDUC), refuerza que nuestro trabajo va por el camino correcto.

Por Ricardo H.C. Evangelista  – Director Ejecutivo FSRR