« Volver

Pasantía del Padre José María Di Paola en Chile

“Es posible cambiarle la vida a un chico por medio del trabajo colaborativo con la comunidad”

 

 Validar que, por medio de la colaboración, el trabajo en red y la cohesión comunitaria es posible gestionar grandes cambios, son algunos de los aprendizajes que la pasantía del Padre Pepe Di Paola nos dejó por Chile. 

 

Santiago, agosto 2017. Con el fin de presentar y acercar importantes experiencias de trabajo con la comunidad, validadas especialmente en las temáticas de reinserción escolar consumo problemático de alcohol y drogas, fue la razón por la que Fundación Sara Raier de Rassmuss (FSRR) invitó al Padre José María Di Paola ,más conocido como “el padre Pepe”, cura villero de larga trayectoria y reconocido por su servicio en villas (poblaciones), a conocer programas comunitarios de organizaciones vinculadas al Hogar de Cristo (HdC) como son: Fundación Paréntesis, Fundación Súmate y Fundación Emplea; y además otras organizaciones como el Centro de Formación La Chimba, en Antofagasta e INFOCAP (Instituto de Formación y Capacitación Popular).

 

Esta invitación,  tuvo una duración de tres días y comenzó el martes 22 de agosto con la visita a Fundación Paréntesis, organización en donde conocimos el programa Mapumalen (Tierra de Adolescentes) en lengua mapudungun, dispositivo único en Chile que entrega apoyo en modalidad residencial a mujeres adolescentes con consumo problemático de alcohol y otras drogas en situación de vulnerabilidad social a 22 mujeres junto a sus hijos. Por la tarde, nos trasladamos al Hogar de Cristo, lugar en el que pudimos conocer a parte del su equipo de trabajo, además de la labor y proyección de las Fundaciones Súmate y la Fundación Emplea, pudiendo visualizar cómo se pretende articular un trabajo no solo de rehabilitación, sino también de inclusión y reinserción al sistema escolar y laboral del país.

 

El segundo día partió temprano y con rumbo definido, nos dirigimos a la ciudad de Antofagasta, específicamente al sector de la Chimba a conocer la obra que el Padre Felipe Berríos SJ.  ha desarrollado con el Centro de Formación La Chimba. En el lugar conocimos su testimonio de trabajo pastoral y social en el campamento y su labor en la escuela de oficios y las especialidades que el centro imparte, además del trabajo articulado y escalable que se propone realizar para integrar a los habitantes de la población, que en su mayoría son migrantes.

 

Para Juan Álvarez Guzmán, Director Ejecutivo de Fundación Sara Raier de Rassmuss esta pasantía significó un gran aprendizaje tanto para el equipo interno como para los docentes con los que colabora FSRR. “La pasantía a la que hemos invitado al Padre Pepe, tiene un doble alcance, presentar experiencias importantes de trabajo con la comunidad validadas en la realidad chilena y conocer los aprendizajes que se han verificado después de años de programas comunitarios como el HdC, Fundación Súmate y Fundación Emplea realizan. Estos tres días junto al padre, nos ha dejado tremendos aprendizajes, y claramente no sólo al Padre Pepe y a su equipo, sino que también a nosotros como equipo de la FSRR y a los docentes de Cerro Navia que nos acompañaron en estos encuentros”.

 

El último día de la pasantía tuvo dos grandes momentos, por un lado visitamos INFOCAP, donde nos presentaron su oferta de programas e historia y fuimos testigos de parte de una clase de cocina, para un curso de alumnos  inmigrantes, de seis nacionalidades distintas. Por último, nos reunimos con el Grupo de Acción por la Paz (GRAP), en donde se reflexionó la importancia de la colaboración y lo relevante de volver a poner en valor lo comunitario por sobre el individualismo como sociedad, particularmente en sectores .

 

“Uno de los grandes problemas de América Latina es que el individualismo se metió como un virus, tanto en la vida como en el pensamiento… volver a pensar la sociedad no en base a la propia realización y felicidad, sino a un nosotros, que involucre a cada individualidad pero que nos haga pensar que la felicidad es completa en la medida que vemos feliz al otro, es lo que tenemos que trabajar”, manifestó el Padre Pepe en cuanto a su sentir con respecto a esta pasantía y especialmente al trabajo que, tanto en Chile como en Argentina, se debe hacer en post de la equidad social.

 

En cuanto a su pasantía el Di Paola manifestó estar contento de la visita: “Para mí fue una experiencia muy buena, el tiempo fue bien aprovechado, pudimos hacer rendir el al máximo las visitas y conectarnos con fundaciones que tienen que ver con la educación, con el mundo del trabajo. Con todas estas experiencias, en particular con la del Hogar de Cristo y pudimos comprobar que es posible cambiarle la vida a un chico por medio del trabajo colaborativo con la comunidad, tal como lo dijo el Papa…tan sólo hay que trabajar con fe y convicción para poder lograrlo”.