« Volver

Entrevista a Claudia Hermosilla, una de las primeras integrantes del Círculo Docente de Cerro Navia

Es una de las primeras integrantes del Círculo Docente de Cerro Navia, Claudia Hermosilla comenzó su camino como docente motivada por su madre y hermana. Hoy nos cuenta cómo ha sido su experiencia de trabajo en la comuna de Cerro Navia y de su colaboración con Fundación Sara Raier de Rassmuss (FSRR).

 Por: Camila Cordero

Santiago-. La oficina de la Fundación fue el escenario de este encuentro que pretende relevar las historias que se han construido en torno al Círculo Docente de Cerro Navia. La primera en compartir su experiencia fue Claudia Hermosilla, Jefa de la Unidad Técnica Pedagógica de la Escuela Herminda de la Victoria.

Claudia, dentro de su viaje y trayectoria como docente ¿Qué la motivó para trabajar en la comuna de Cerro Navia?

A Cerro Navia yo llegué por medio de un concurso público, con el desafío de tomar el cargo de Jefe de UTP en una de las escuelas de la comuna. Después haber pasado 16 años como docente en diferentes asignaturas y niveles, el 2008 me animé a postular a un cargo superior porque creía que tenía las competencias y ganas de tomar un desafío como ese, fue así como llegué a Cerro Navia, motivada por impulsar cambios en una comuna que lo necesita y también por las ganas que tenía de unirme a un grupo de docentes, que dentro del circuito escolar, tenía un perfil combativo y de promoción de la educación pública.

¿Y en qué momento llega FSRR a Cerro Navia?

Yo conocí a la Fundación a través de Juan Álvarez (Director Ejecutivo de FSRR) quien a fines del 2012 se apareció por la escuela Paulo Freire a presentarse y hablar sobre el proyecto de la Fundación. Al principio yo no le creí nada, pensaba que sólo podía ser un buen canal para conseguir fondos.

Pero en algún momento esa percepción cambio…

Cuando llegó la Fundación no tenía muy claro lo que querían hacer, y desde ahí ya me parecía extraño que una organización no llegara con un proyecto armado… Las primeras invitaciones que recibimos fueron para asistir a reuniones, a los talleres TOC (Teoría de las Restricciones) y tras esos encuentros empezamos a entender que la Fundación quería apoyar la Educación Pública desde las bases. Después de tener varios círculos y trabajo de colaboración comprendimos que los objetivos y el cómo operaría la fundación en Cerro Navia se construiría desde nuestra experiencia y necesidades y que desde ahí el aporte como FSRR sería entregar herramientas que nos permitiera lograr nuestro objetivo ambicioso, que es “tenemos escuelas efectivas en contextos de alta vulnerabilidad”.

¿De qué manera el trabajo con la fundación ha complementado el trabajo que usted realiza en la escuela?

La fundación me desafío como persona, no solamente como profesional. Uno de los mayores aprendizajes que tuve fue adquirir herramientas para sobrellevar los obstáculos y/o problemas que se van presentando, pero también tener la capacidad de escuchar a los demás y no golpear la mesa a la primera. Tener el apoyo de la Fundación me permitió reflexionar y valorar los espacios de diálogo e impulsarme a desarrollar espacios de co-creación con los colegas cuando se presentan problemas en las escuelas.

Finalmente ¿Qué es lo que más rescata de su experiencia con FSRR?

Que creen en ti, que te hacen sentir protagonista de los cambios en educación y en el futuro de los niños y niñas de la comuna de Cerro Navia. Hoy hay mucha desconfianza y que venga una fundación con personas que te apoyan, que te dicen que tú debes ser el que movilice los cambios desde las propias escuelas, que te desafía a generar proyectos artísticos o de interés comunal como son el proyecto de Emociones o de Liderazgo Directivo, es potente.

Lo que más rescato es que la fundación cree en la educación pública y en las personas que construyen esa educación y por eso hoy los que estamos en los círculos, estamos porque también creemos que somos capaces de generar esos cambios y nos hacemos responsables de ellos por medio de acciones y eso, hoy en Cerro Navia, es muy poderoso.